Situada en el término de Alaró, a los pies de la Sierra de Tramuntana, Son Fiol es una pequeña finca rústica muy común en la arquitectura de la isla, anterior a la llegada del turismo. La parcela cuenta con una casa con una cabida de 55 m2 así como un pozo, una cisterna y una pequeña casita-almacén de 10 m2.

Son Fiol se presenta como una oportunidad de vivir y conectarse con la naturaleza, de construir una comunidad sostenible y de trasladarse al campo. El paisaje de la finca permite apreciar la vida de manera más pausada y con una consciencia más sostenible con el propio entorno.

Dispone de cédula de habitabilidad en vigor.

Consúltanos sobre esta propiedad: